Amigos de los Animales Granada

BOOP

Ayúdale difundiendo

Descripción

Una voluntaria estaba dando un paseo cuando vio un coche parado en el camino con dos cachorros de unos 7 meses en la parte de atrás. El dueño del coche le contó que los había recogido cuando se escaparon del recinto donde los dueños, según pensaba él, los estaban criando para un fin doloroso y atroz: las peleas. No quería ese futuro para ellos, por lo que decidió dárselos a la voluntaria para que el refugio intentara ayudarlos.
Realmente nunca sabremos si sus vidas estaban destinadas a tal fin, pero quizás por eso
les cortaron sus orejas, pero nos sentimos un poco más tranquilos al verlos crecer, jugar y pasarlo en grande ajenos a lo que pudo haber sido. 

Así los hermanitos fueron bautizados como Betty y Boop y los llevamos a una residencia. En ella fueron creciendo esperando su oportunidad, hasta que a los 6 años, Betty tuvo la suerte de ser adoptada por una de nuestras voluntarias y desde entonces vive feliz y libre, haciendo sus visitas de vez en cuando a su hermanito para no perder el contacto.

Boop es súper juguetón y tiene pasión por las pelotas, aunque también le gustan las trenzas mordedoras, las cuerdas, los kongs… Le encanta que se los tires o que jueges al tira y afloja, la edad ya pesa por lo que no es tan activo como antes y se casa pronto de correr, pero le gusta mucho tumbarse y mordisquearlos.

Con la gente es muy simpático, le gusta que lo mimes y se deja abrazar y besar, no tienen problema en relacionarse incluso con desconocidos. Es un poco brutote, le gusta echarte sus patitas y saltar a saludarte pegándote un lametón, si te descuidas en uno de sus besos puedes llevarte algún morado, pero es muy noble y bonachón. Creemos que podría convivir con niños ya que se deja manipular super bien, aunque mejor que fueran más bien mayores que no pueda tirarlos si se les sube.

Boop es un perro algo dominante y más bien independiente, aunque se lleva bien con su hermanita Betty, es preferible sacarlo con perros que sean tranquilos, y, le gusta tener su espacio. Actualmente vive solo, es difícil para los perros con mutilaciones las interacciones con los de su especie, ellos se comunican mucho con su cuerpo, las orejas son una parte fundamental que dan mucha información. Al tener las orejas cortadas, Boop tiene más complicado relacionarse y provoca un efecto dominó, no lo entienden cuando se comunica, los otros transmiten señales de alerta a las que él reacciona… 

Ha estado yendo un tiempo a clases con un adiestrador y ha aprendido a sentarse y controlar mejor sus impulsos, seguro que si pudiera continuar trabajándolo en su nuevo hogar le vendría estupendamente. En los paseos va muy bien, sale un poco ansioso por la falta de costumbre pero no tira en exceso, va olisqueando y se orienta a quien lo lleva, no tiene miedos.

Boop es cruce con Staffordshire Bull Terrier, pertenece a la llamada lista de perros PPP y su adopción requiere licencia y seguro. Si quieres saber más sobre los requisitos de su adopción no dudes en preguntarnos.

Boop lleva con nosotros toda su vida, casi 10 años… Sabemos que la adopción de Boop es complicada, pero no nos rendimos. Nunca es tarde para cambiar el rumbo de su vida y encontrar un hogar donde poder comenzar de nuevo dejando atrás el mundo cruel que ha conocido; solamente pensar en saltar y correr detrás de su querida pelota rodeado de gente que lo quiera. 

Más perritos en adopción

Tuna

Bebota busca ser perrita única y tener todos...

Chanchi

Sonriente perrita que ama las cosquillas en la...

Punto

Grandullón tranquilo relleno de amor y cariño para...

Rita

Tiene cara de osita polar, ¡y es igual...

Bimba

¡Pequeñita pero matona! Muy enérgica y cariñosa

Pepo

Abuelito independiente y elegante, nuestro alma libre

Pluto

Tímido y tranquilo peludito, que quiere su oportunidad

Perico

Cariñoso, activo y juguetón que quiere conocer mundo