Amigos de los Animales Granada

SARA

Ayúdale difundiendo

Descripción

Una tarde de abril, cuando una voluntaria salía del refugio, se encontró una inesperada sorpresa: había un chico y una perrilla que intentaba entrar a toda costa al refugio. Parece ser que estaba paseando con su perro cuando Sara empezó a seguirlos pero no podía quedársela así que nos la trajo.
La pobre era un saco de huesos y piel. Lo más seguro es que hubiese sido utilizada para tener crías hasta que fue desechada, quizá porque ya no podía tener cachorros sanos, según nos dijo el chico fue testigo de cómo Sara dio a luz un cachorrillo muerto y deforme.  
En seguida fue llevada al veterinario donde dijeron que aparte de estar muy desnutrida tenía la vagina descolgada...
La voluntaria que la acogió para que se recuperase, nos contó con gran tristeza que Sara había hecho una especie de hueco en una esponja que utilizaba como cama, preparando el “nido” para sus cachorrillos que por desgracia nunca llegaría a conocer…
 

Desde el primer momento y con todas aquellas personas que se acercaban a ella, Sara siempre se mostró cariñosa y dulce, moviendo su rabito, agradeciendo cada caricia que recibía. Durante las curas se dejó hacer sin un mal gesto y así poco a poco se recuperó físicamente y fue llevada a una residencia donde sigue hoy en día.
Comparte
chenil con un macho sin problema y no hace sus necesidades dentro, espera a salir al patio. 
Sara se relaciona muy bien con las personas aunque sean desconocidas, las sigue de un lado para el otro como un perrillo faldero buscando atenciones, caricias, y de paso alguna chuche que coge delicadamente.  

Una característica inconfundible de nuestra Sara son sus orejas, siempre tiene una para arriba y otra para abajo que le dan un aspecto muy simpático.  
Le encanta jugar y siempre la verás con una pelota en la boca, y una vez que te considere su compañero de juegos, si no la tiene te la pedirá con algún ladrido nada más reconocerte. No la devuelve, solo la mordisquea y se pasea contenta con su trofeo de un lado para otro.  

Sara es una perrita de carácter fuerte y un poco cabezota pero no es impedimento para compartir patio con otros compañeros perrunos tanto machos como hembras, aunque prefiere el contacto humano. También tiene sus momentos de calma, y en coche viaja tranquila dentro del trasportín. 

Sara es ahora está completamente recuperada y se merece una familia que le devuelva en grandes dosis todo el cariño que día a día nos ofrece. 

Más perritos en adopción

Boop

Apasionado de cualquier juguete, sobre todo las pelotas

Yoko

Enérgica y activa perrita de mirada cautivadora

Pirata

Abuelete juguetón que merece una segunda oportunidad

Flora

Abuelita luchadora con ganas de un futuro mejor

Osiris

Jovencito tímido pero que aprende muy rápido

Dogui

Abuelito tímido y tranquilo, busca una familia

Love

Joven con energía y una preciosa mirada

Fénix

Perrito maravilloso de una raza incomprendida...