Amigos de los Animales Granada

Luli y Wendy

Ayúdale difundiendo

Descripción

Historia

Dama era una gatita que vivía en la calle, sola y desamparada. Probablemente tuviera una familia porque su comportamiento en la calle era muy amigable, pero nadie la buscaba ni tampoco la ayudaban. Cuando nos llegó el aviso, estaba en sus últimos días de gestación, y antes de poder rescatarla ya fue madre de 5 bebés, por lo que fue trasladada de inmediato a una casa de acogida.

Allí pudo criar a sus 5 hijas con salud y seguridad, con un plato de comida y un techo donde esta vez la lluvia no caía. Dama y su hija Noa ya han sido adoptadas, por lo que quedan Luli, Coral, Lea y Wendy, otras cuatro preciosidades por encontrar una familia maravillosa.

Carácter
Luli y Wendy son amigas íntimas, se entienden con solo mirarse, se buscan mucho y sobre todo son de gran apoyo la una para la otra, por lo que queremos que sigan viviendo juntas y que puedan seguir disfrutando de esa compañía especial y sobre todo de ese cariño tan puro y sincero.
 
Luli y Wendy son dos gatitas muy sociables con las personas, estar en contacto prácticamente desde su nacimiento con su acogida las ha convertido en unas gatitas muy simpáticas con todo el mundo. Les gustas recibir caricias, que les digas palabras bonitas, poder estar en tus pies y pedirte mimos.
 
En situaciones desagradables como el veterinario su comportamiento es muy bueno, pueden ser observadas sin problema, se les puede curar o administrar medicación con mucha facilidad y se dejan vacunar sin hacer ningún mal gesto.
 
Con las personas extrañas son un poco tímidas de primeras, pero esto dura poco tiempo pues en cuanto les dices unas palabras bonitas, les das un poco de cariño o les proporcionas una comida rica, se descongelan muy rápido.
 
El comportamiento de Luli y Wendy con otros gatos es muy bueno, es muy sociable pues siempre ha estado en el mismo espacio compartiendo su vida con sus hermanas y su madre, además su acogida tiene una gata adulta con la que han podido compartir tiempo y este les ha enseñado normas de comportamiento, por lo que están perfectamente acostumbradas a compartir espacio, cama y comida con otros gatos.
Son gatas activas que disfrutan de la compañía de otros animales para poder jugar, descansar o sentirse acompañados.
 
El comportamiento de Luli y Wendy con los perros es bueno, su casa de acogida tiene varios y aunque no comparten espacio con ellos, saben lo que son y están acostumbradas a sus ruidos. Están en el momento de socialización perfecto, por lo que no creemos que tengan problemas en compartir su vida con un perro que fuera sociable.
 
Luli y Wendy pueden ser sin ninguna duda, unas compañeras perfectas de juegos para los más pequeños de la casa, tienen mucha energía y muchas ganas de descubrir todo lo que les rodea, por lo que sin duda se convertirán en las compañeras de juegos perfectas de los más pequeños de la casa.
 
Son unas gatas muy cachorras, que se encuentran en la etapa de poder descubrir todo lo que les rodea y que todo les llame la atención. Cuerdas, ratones de peluche, pelotas o incluso una simple caja de cartón son cosas que las tienen entretenidas por largo rato. También disfrutan de carreras persiguiéndose con los otros gatos, explorar nuevos rincones o llegar al sitio más alto para poder observar todo lo que ocurre a su alrededor. Después de gastar parte de su energía, suelen pasar largo rato dormidas en una cama confortable y en su casa de acogida este siempre era un buen momento para poder dormir con las personas en el sofá.
 

Hogar ideal

Luli y Wendy  han estado viviendo en una casa, pero pueden vivir sin problemas en un piso también. El futuro hogar deberá de contar con protecciones para garantizar su seguridad y evitar que les pase algo malo. Pueden ser adoptadas por gente que tenga o no experiencia previa en gatos, pues debido a su carácter abierto y amistoso, son unas gatas que hacen la convivencia muy divertida y pacífica. Las personas mayores como futuros dueños, no están recomendadas para Luli y Wendy.
 
Luli y Wendy viven la mayor parte del tiempo en una habitación con sus hermanas, aunque la habitación está acondicionada para que tengan los mayores estímulos posibles, necesitan salir ya de ahí. Actualmente no disfrutan de un balcón o terraza donde poder salir a tomar el sol o el aire fresco, por lo que si su futura familia tuviera uno y este estuviera protegido con una red para evitar que pueda pasarle algo, pensamos que serían muy felices de poder tenerlo, aunque esto no es algo primordial pues no lo tienen y son felices.
 
Luli y Wendy han de ser adoptadas juntas aunque pueden compartir sin problema el espacio con más gatos. Son gatas que conocen la rutina del hogar gracias a su casa de acogida, por lo que la adaptación en el nuevo hogar será mucho más sencilla. Son muy limpias y aseadas que usan el arenero desde que tuvieron edad para ello y sobre todo están perfectamente acostumbrada a pasar tiempo solas en casa.
 
Son gatas muy buenas, que tienen mucha vida por delante y sobre todo muchas ganas de descubrir todo lo que les rodea. Si estás buscando una pareja de gatas divertidas, cariñosas, aventureras y sobre todo simpáticas, Luli y Wendy te están esperando!
 
Luli y Wendy son negativas en Felv y Fiv y se entregan chipadas, vacunadas y castradas.

Más gatitos en adopción

Lina

Tímida gatita necesita tiempo para aprender a confiar

Pepi

Preciosa gata de ojos verdes independiente y miedosa

Samah

Compañero de juegos perfecto para los peques de la casa

Pirata

Un gato noble y sociable que te robará el corazoncito

Mery

Una de esos gatos invisibles que necesita paciencia

Willy

¡En cuanto te ve se tumba para recibir caricias!

Irina

Intrépido aventurero en edad de descubrirlo todo en un hogar

Shadom

Joven gatita busca el calor y compañia de un hogar