“Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”
Mahatma Gandhi

Desgraciadamente, es posible que continuemos estando a años luz del progreso moral al que alude esta frase.
Son infinitos los casos en que se sigue comercializando con animales como si fuesen simples objetos, sin tener en cuenta la persona que los compra, el trato que esta va a dar al animal, si se trata de un capricho pasajero, sin ni siquiera informar de sus necesidades básicas ni saber a veces acerca de las mismas,… considerando un ser vivo como una mera mercancía.

HamsterLos roedores son unos animales curiosos y muy especiales, y si es un hámster la mascota que nos hemos planteado cuidar, decir nuevamente que podemos adoptarlo, sin necesidad de fomentar la exposición de estos pequeños animalitos en escaparates de tiendas, donde muchas veces se mantienen hacinados y mal cuidados.

Podemos conseguir un hámster a través de anuncios de particulares que no los pueden atender, anuncios en clínicas veterinarias, revistas, internet, foros, asociaciones y refugios de roedores, incluso muchos han ido a parar a perreras municipales y hasta a contenedores de basura.

Si el caso es que a tu vida ha llegado uno de estos pequeñines, te daremos unas nociones básicas acerca de sus cuidados.

Como en el caso de las tortugas, aves, conejos, iguanas,… es un veterinario especialista en exóticos quien mejor nos puede ayudar si se nos presenta algún problema o nos surgen dudas.

Animales exóticos: HamsterSe trata de animales solitarios, es decir, en la naturaleza, tan pronto alcanzan la madurez sexual, la familia se separa y cada animal busca un territorio y excava su propia madriguera.

Viven una media de 2 – 3 años.

Suelen ser más activos por la noche, por lo que durante el día debemos respetar su tiempo de descanso.

Como alimento base debemos comprar mixtura especial para ellos de alta calidad. Comen verduras (guisantes frescos con su vaina, las puntas de los nabos, lechuga, achicoria, berros, pepino, hinojo, tomates,…), frutas (manzanas, melocotones, peras, albaricoques, cerezas, uvas, ciruelas, mandarinas, fresas,…), frutos secos (avellanas, nueces, cacahuetes, castañas, almendras, bellotas,…), semillas (avena, cebada, trigo, soja,…), hierbas (trébol fresco, alfalfa natural o deshidratada,…), carne cocida, pan, etc…

La zanahoria, la remolacha o las pipas de girasol no es bueno dárselas en exceso y tampoco el chocolate, que aunque les gustan mucho, pueden provocarles alteraciones intestinales.

Como lecho para la jaula no es aconsejable la tela ni el algodón, podemos utilizar arena absorbente para gatos, o mejor, virutas de madera, que también usara el animalito para construir su nido y protegerse del frío.

Tendremos que tener en cuenta que son animales muy sensibles a las corrientes de aire y colocar su jaula en un lugar donde estas no le afecten. Un resfriado puede ser mortal para ellos, pero tampoco se debe colocar la jaula al sol.

hamster-04Deben mantenerse a una temperatura de entre 18 y 24 grados. Temperaturas mas bajas le provocarían entrar en hibernación, estado que puede llegar a ser mortal.

La jaula debe ser amplia, y tenemos que asegurarnos de que el hámster no se puede escapar de ella, son muy ingeniosos y pueden aprender incluso a abrirla.

Si lo acostumbramos a sacarlo de vez en cuando para corretear por alguna habitación, no debemos perderles nunca de vista, y previamente retiraremos todo lo que para el pueda suponer un peligro.

En la jaula no ha de faltar la comida y el agua fresca. Hemos de cerciorarnos de que el bebedero que compremos sea especial para hámsters y comprobaremos que no sea defectuoso. Lo colocaremos de manera que no gotee.

hamster-03Debemos mantenerla limpia y seca. Para ello, utilizaremos productos que no sean agresivos ni perfumados y la enjuagaremos bien.

También les colocaremos algún palo (para poder roer y desgastar así sus dientes, que están en en continuo crecimiento), una casita, juguetes (rampas, ruedas,…) y en verano, una bañerita no profunda con agua, por si quiere remojar sus patitas y refrescarse.

Por último, no olvidemos nunca que, por muy pequeño que sea un animal, debemos cuidarlo como merece cualquier ser vivo y NUNCA CONSIDERARLO COMO UN JUGUETE

 

Ago 15, 2010 by Raquel R.E.